camiseta españa balonmano 2017

El ejecutivo de 20th Century Fox, Tom Sherak, negó el intento de ocultar a Willis y dijo que su estrategia había cambiado cuando se dieron cuenta de que el edificio era un personaje tan importante como el actor. A medida que la confianza de 20th Century Fox en el atractivo de Willis flaqueaba, los carteles de la película se cambiaron para centrarse en el Nakatomi Plaza, equipacion españa 2022 con el nombre de Willis en letra pequeña. Brody identificó esto como un reflejo de la ansiedad local por las potencias extranjeras en un momento en que las empresas tecnológicas japonesas amenazaban con dominar la industria tecnológica estadounidense. Sin embargo, se burla de la idea cuando un agente del FBI comenta que su asalto en helicóptero le recuerda a la guerra; su compañero responde que en ese momento estaba en la escuela secundaria. Sin embargo, Roger Ebert le dio una menos que halagadora opinión, dándole unas meras dos estrellas y criticando la estupidez del personaje del subjefe de policía, demandando que «por sí mismo, él debilita exitosamente la última mitad de la película». Esta secuela también tardó más en desarrollarse debido a la dificultad de escribir un guion de un escenario original que aún no había sido utilizado por uno de los muchos imitadores de Die Hard.

Las expectativas para Die Hard eran bajas en comparación con su competencia de películas de acción: Red Heat, protagonizada por Arnold Schwarzenegger, y The Dead Pool, con Clint Eastwood. Los ejecutivos de la industria también tenían grandes expectativas para las comedias ¿ Los ejecutivos de la industria cinematográfica esperaban que el verano de 1988 estuviera dominado por películas de acción y comedia, aunque ese año se estrenó una gama más amplia de géneros. Y muchos guipuzcoanos tomaban nota de la vida que vuelve. Se presenta al jefe de policía como incompetente y se demuestra que el FBI es indiferente a la vida de los rehenes siempre que maten a los terroristas. En 1997, se estimó que había ganado 36 millones USD por alquileres. La película fue lanzada en formato VHS en enero de 1989, con un precio local de 89,98 USD. La imagen de Willis no se incluyó en el primer anuncio de periódico de página completa de la película a mediados de julio.

Willis se había ganado la reputación de actor «arrogante» preocupado por su propia fama; su negativa a abordar esto, o hablar sobre su vida personal a los medios de comunicación, había reforzado esta percepción. David Ansen, de Newsweek, llamó a Willis «el actor más impopular que jamás haya recibido 5 millones de dólares por hacer una película». Willis ocupó un lugar destacado en su primera campaña de mercadotecnia, pero sufrió varios cambios a medida que se acercaba la fecha de estreno de la película. En 2006, Gruber fue clasificado como el decimoséptimo mejor personaje de película por la revista Empire. Aun así, la revista Empire creía que la película hacía referencia a Vietnam al mostrar a un local mal equipado que se enfrentaba a invasores extranjeros altamente equipados; esta vez Estados Unidos gana. Se presenta a los viejos enemigos de Estados Unidos —Alemania y Japón— como si hubieran abandonado su integridad en la búsqueda de ganancias financieras. McClane es un hombre común que lucha contra terroristas vestidos como trabajadores de élite de las grandes ciudades.

La investigación de varios estudios de cine reveló que el público tenía una opinión negativa de Willis y poco o ningún interés en verlo en Die Hard. Lawrence Gordon estuvo de acuerdo en que no usar una estrella de acción importante como Sylvester Stallone o Eastwood significaba que el interés de la audiencia en Die Hard era menor de lo que podría haber sido. Un terrorista afirma que McClane no puede hacerle daño porque hay reglas para los policías, normas que intenta aprovechar. El latiguillo de McClane «Yippie-ki-yay, motherfucker! La corporación organiza una fiesta en Nochebuena, manteniendo a los empleados alejados de sus familias, y los villanos se apropian cínicamente de las iconografías navideñas; al derrotarlos, equipacion españa 2021 McClane mantiene la tradición y defiende a la sociedad. Drew Ayers describió el complejo diseño del Nakatomi Plaza como análogo a las selvas ocultas de Vietnam. The A.V. Club señaló que, a diferencia de muchas otras películas de la década de 1980, Die Hard no es una alegoría de la guerra de Vietnam.

The New York Times señaló que Die Hard y las comedias Big Top Pee-wee y Bull Durham serían analizadas de cerca por la industria en busca de éxito o fracaso. Die Hard: The Nakatomi Plaza Collection se lanzó en 2015; es un paquete con las cinco películas de la saga en un Blu-ray Disc metido en un contenedor con forma del Nakatomi Plaza. » se convirtió en una forma fácil y simple de definir el argumento de muchas películas de acción que aparecieron más tarde. Willis relató que si tuviera la opción, McClane pasaría la responsabilidad de lidiar con los terroristas a cualquier otra persona, pero se ve obligado a actuar como un héroe reacio. Brody mencionó que la policía a menudo presenta un obstáculo mayor que los terroristas; según él, creen que tienen el control de los acontecimientos, sin saber que los terroristas ya han anticipado todas sus acciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *