camisetas con la bandera de espana

Veteranos puestos en la picota por antiguos internacionales que les afean que no diesen un paso al frente y descargasen la responsabilidad de los últimos lanzamientos sobre las piernas de jugadores poco experimentados, insultos racistas y recriminaciones hacia el planteamiento reservón de Gareth Southgate pese a contar con una pléyade de atacantes de lujo y su errática elección de los ejecutores se entretejían en la amarga resaca de otra noche frustrante para los inventores del fútbol.