camiseta arbitros mundial 2018

En octubre, filtró a la prensa que seguramente habían sido los ucranianos los autores del atentado que mató en Moscú a Daria Dugina, la hija del ideólogo extremista ruso Aleksandr Dugin. Lo que se interpretó como una advertencia pública, a través de la prensa, al Gobierno de Kiev: nada de llevar la guerra a suelo ruso. Un mes después nos enterábamos, gracias a cuatro fuentes oficiales de la Administración Biden consultadas por NBC News, que el presidente de EEUU le había «levantado la voz» a Zelenski durante una llamada telefónica y le había dicho que mostrara «un poco más de gratitud» a Washington por la ayuda brindada.